CUBA FUTURO

Qué hacemos

Educación

Libertad académica, ¿Para quién?

Observar cómo en un foro académico profesores, investigadores y alumnos universitarios presentan sus estudios e intercambian abierta y libremente puntos de vista con sus críticos, ante un público abundante es participar de una de las más bellas y admirables tradiciones de este país. La libertad académica es una institución que ayuda a las sociedades a desarrollar nuevos conocimientos. Pero esa institución es una espada de doble filo. La libertad del ponente tiene que ser complementada con la libertad del crítico y la presencia libre de un público interesado.

Seguir leyendo

La educación económica en Cuba

Cuba no comenzó a formar economistas hasta mediados de los años cincuenta, cuando las universidades de Villanueva y de Oriente inauguraron programas con ese fin. La Universidad de La Habana sólo ofrecía algunas asignaturas de economía como apéndice a otras carreras, como la de contabilidad. Hay que decir que el programa de economía en Villanueva era de una alta calidad académica, capaz de formar toda una generación de economistas que le hubieran prestado un gran servicio al país. Desafortunadamente para Cuba, el gobierno revolucionario clausuró la universidad en 1960. Impedir toda manifestación independiente de liderazgo intelectual era la marca definitiva del totalitarismo que comenzaba a invadir el país en forma de blitzkrieg.

Seguir leyendo

La catástrofe educativa de América Latina

Hace varios años yo hablaba de una crisis educativa en los países de América Latina pero, mientras más la estudio, la palabra crisis me parece insuficiente. A pesar de que en muchos países ha aumentado la cobertura de la educación, o sea, el número de alumnos que estadísticamente se matricula y presumiblemente asiste a clases (primaria, secundaria y universitaria) la evidencia existente, aunque fragmentaria, indica que la calidad promedio de la educación que los estudiantes reciben es deplorable en casi todos los países de la región.

Seguir leyendo primera parte

Seguir leyendo segunda parte

El imperio de la mediocridad en la educación latinoamericana

Una vez más, el prestigioso Programa de Promoción de la Reforma Educativa en América Latina y el Caribe (PREAL), con centros en Washington, D.C. y Santiago de Chile nos trae malas noticias sobre el estado de la educación en América Central y en la República Dominicana. En un tercer informe evaluando la calidad de la educación en siete países, PREAL encuentra resultados insatisfactorios. Es imposible exagerar la importancia de esta situación, especialmente cuando se tiene en cuenta que el 35 por ciento de la población de América Central y la República Dominicana tiene menos de 15 años de edad. Esto representa una gran oportunidad de desarrollo para estos países si sus estudiantes recibieran una buena educación. Pero cuando vemos las calificaciones promedio que ellos obtienen en pruebas nacionales de rendimiento académico en matemática y español, podemos notar cuan lejos están esos países de producir la educación de la calidad que necesitan para su desarrollo.

Seguir leyendo primera parte

Seguir leyendo segunda parte

Cuba: corrupción académica y educativa

El socialismo ortodoxo inevitablemente engendra la corrupción. El socialismo cubano va más allá y se ha constituido en un verdadero catálogo de diversas formas de corrupción, desde las más burdas y primitivas hasta algunas muy refinadas. Entre estas últimas se encuentra la corrupción del sistema educativo que el gobierno oculta bajo el lema de “ser cultos para ser libres”. El problema es que, por el contrario, en Cuba la educación se imparte precisamente para restringir las libertades civiles, formar a un ciudadano dócil, mal informado hasta de la propia historia de su país, que siga ciegamente a los gobernantes y que repita mecánicamente sus consignas absurdas. Supuestamente, los ciudadanos se educan por toda una serie de razones, para ser productivos y contribuir a la economía mientras se ganan un nivel de vida decoroso, para ser miembros activos de la sociedad, para disfrutar mejor de la vida, para ser buenos gobernantes y padres de familia, para tener una formación cívica y religiosa y para añadir al conocimiento por medio de actividades creativas e investigativas. Pero es en este último aspecto que acabamos de observar de cerca la corrupción académica cubana como colofón de la corrupción que prevalece en el sector educativo.

Seguir leyendo

Cuba: Un caso extremo de corrupción académica y educativa.

El socialismo ortodoxo inevitablemente engendra la corrupción. El socialismo cubano va más allá y se ha constituido en un verdadero catálogo de diversas formas de corrupción, desde las más burdas y primitivas hasta algunas muy refinadas. Entre estas últimas se encuentra la corrupción del sistema educativo que el gobierno ocult bajo el lema de “ser cultos para ser libres”.

Seguir leyendo