CUBA FUTURO

Qué hacemos

Economía

¿Tocó Fondo la Economía Cubana?

Esta pregunta me la hacen con frecuencia y mi respuesta tiene dos partes. La primera es que una economía no tiene fondo; ningun economista formuló la teoría del fondo de una economía. Las economías no son barriles ni océanos. O sea, las economías de los países pueden decaer indefinidamente, hasta llegar a una sociedad paleolítica y más allá. La otra parte de la respuesta es que es mejor preguntarnos si la economía cubana ya detuvo su caída, y si se está recuperando o el deterioro continúa.

Seguir leyendo

Principios de economía

Los fascículos o capítulos de este libro están especialmente preparados para los economistas cubanos que se formaron bajo el régimen socialista y que, por lo tanto, no pudieron disfrutar del estudio de la economía con las mismas libertades y al nivel científico y técnico con que actualmente se estudia en los países más avanzados del mundo occidental. Cuba, independientemente del proceso revolucionario y del predominio de una sola fuente de ideas en materia económica, siempre perteneció y aún pertenece a la esfera cultural del mundo occidental.

Seguir leyendo

Sobre el precio del petróleo y el pequeño socialista

Una de las características de las sociedades libres donde impera una economíancompetitiva es que las cosas no siempre salen como más nos gustan. Al fin y al cabo las decisiones de millones de personas actuando en función de sus propios intereses generan una amplia gama de resultados, algunos de nuestro agrado y otros no tan deseables. A
esta última categoría pertenece el aumento crónico de los precios del petróleo y sus derivados, fenómeno que provoca toda una colección de reacciones y propuestas para “corregir” la situación, entre las que se encuentra que el gobierno “haga algo” en ese sentido.

Seguir leyendo

Ventajas y desventajas de la intermediación financiera

El sector financiero de una economía moderna está compuesto por los intermediarios financieros y sus actividades de compra y venta. La esencia de lo que hacen dichos intermediarios es conectar a aquellas personas e instituciones que en algún momento tienen ingresos en exceso o ahorros, con aquellas personas e instituciones que en un momento dado necesitan ingresos que no poseen, para invertir o hacer compras de largo plazo. Por ejemplo, una persona X joven, que comienza su carrera y está al inicio de su ciclo de ingresos puede querer comprar una casa pero no posee todo el dinero que la casa cuesta. Otra persona Y de mayor edad, pero todavía trabajando y devengando un ingreso, puede que habiendo acabado de pagar su casa tenga un dinero extra que le gustaría invertir para cubrir sus necesidades de ingreso cuando se retire.

Seguir leyendo

Las contradicciones éticas del Herald

Cualquier empresa que opera en una economía de mercado, o sea, en una economía competitiva, tiene que superar muchos desafíos para tener éxito y mantenerse operando satisfactoriamente por largo tiempo. No solamente tiene que cumplir con la condición sino que non de ser financieramente viable, sino que al mismo tiempo tiene que contemplar toda una serie de restricciones de tipo ético y legal. Los retos son similares para todas las empresas, independientemente de su tamaño y del giro al que se dediquen. Operar en condiciones de competencia equivale a operar bajo condiciones de incertidumbre. Su gerencia vive bajo la presión permanente de tener que tomar decisiones
con grados variables de riesgo, donde el buen juicio, la experiencia, el conocimiento y la ética juegan papeles críticos.

Seguir leyendo

Entre el peso y el dólar

La oferta y la demanda determinan el precio de los bienes susceptibles de intercambio. Cuando la oferta de un bien aumenta porque abunda, su precio tiende a bajar y sube cuando escasea. Por otro lado, cuando la demanda de un bien aumenta porque es muy deseado, su precio tiende a subir, y a bajar cuando el bien no es tan deseado.

Seguir leyendo

El Desarrollo de una Economía de Mercado: El Caso de Cuba

Los astrónomos aprovechan los eclipses de sol para estudiar fenómenos que sólo ocurren o que son mejor observados en esas circunstancias. El eclipse de las economías socialistas—en este caso, un eclipse permanente—ofrece oportunidades especiales para mejorar nuestra comprensión de las economías de mercado. Como se observa en los países de Europa del Este, el establecimiento de una economía de mercado partiendo de un sistema de propiedad estatal con planificación centralizada presenta dificultades que van más allá del dominio de la política económica, pues exige la identificación de factores institucionales y de otra índole que normalmente tomamos por dado.

Seguir leyendo

La revolución mendiga

El dólar ha ido cayendo de valor frente al peso en Cuba. En las casas de cambio hay colas para vender dólares. Mientras escribo, anda a 19 pesos y ha venido bajando lentamente en los últimos tiempos. Por otro lado, el precio del petróleo aumenta y el gobierno cubano indica que hay una crisis de divisas. ¿Cómo se explica esta paradoja?

Seguir leyendo

Los medios de expresión y la crisis financiera

Creo que puede afirmarse que junto con la crisis financiera que estamos observando, se ha ido poniendo de manifiesto una crisis sobre la capacidad general de los medios de expresión en Miami de informar al público para orientarlo y no confundirlo, ni contribuir más al estado de incertidumbre que afecta a la sociedad en estos días. La triste realidad es que la mayor parte de los relatos, análisis, comentarios y crónicas sobre la crisis financiera, tanto por la vía de la prensa escrita, radial o electrónica en castellano de la que me puedo percatar está plagada de disparates que delatan no sólo la ignorancia de los autores sino también su falta de pudor en escribir sobre temas de los que conocen y entienden casi nada.

Seguir leyendo

La tragedia de Detroit: Causas y posibles consecuencias

La bancarrota de la Chrysler y la que amenaza a General Motors, es sin duda una tragedia económica que ya no tiene remedio. El aspecto más humano y dramático de la tragedia es la pérdida masiva de empleo por parte de decenas o cientos de miles de trabajadores y la disminución de sus beneficios en términos de planes de salud y pensiones. Pero también significa una pérdida para la economía del país, cuando empresas de este tamaño y con un historial tan largo no hayan sido capaces de enfrentar con éxito la competencia de otras empresas. Y por si esto fuera poco, se tienen que contar las pérdidas cuantiosas de todos aquéllos que invirtieron sus ahorros en estas empresas, desde los más ricos hasta los de menos recursos. Aunque nadie lo dice, esto es sin duda una lamentable derrota y humillación económica para el país y para sus responsables directos.

Seguir leyendo